Home Prensa
Con un 70% menos de precio y las mismas retenciones

El girasol es uno de los grandes castigados de la campaña

Informe del Lic. Jorge Ingaramo, economista asesor de la Asociación Argentina de Girasol (ASAGIR).

Una insuficiente baja en los costos, un dólar nominal apenas repuntado, un record mundial de producción y una demanda afectada por la recesión complican el panorama para el girasol. Pese a la menor oferta de divisas que habrá en 2009, el Gobierno mantiene las mismas retenciones de hace un año, cuando el aceite costaba 70% más.
El informe de la Bolsa de Cereales del 21 de noviembre dio a conocer que se cubrió un 79,2% del área total proyectada (2,21 millones de hectáreas). Vale recordar que la primitiva intención de siembra había agregado 8% de área adicional, con respecto a las 2,7 millones de hectáreas de la campaña pasada. Así, entre la intención y la que probablemente se concrete, hay 706 mil hectáreas de diferencia (un 24,3% de baja).
Aún restan sembrar 450 mil hectáreas, el 73% de las cuales se concentra en el sur de La Pampa y el sudoeste y sudeste de Buenos Aires. El retraso interanual asciende al 11,8% en relación a similar fecha del año anterior. Por falta de humedad, se ha demorado la cobertura no solo en las tres regiones mencionadas, sino también en el sur de Córdoba, que registra apenas 72% de la intención ya implantada.
Pese a la mejora de algo más del 5% en el tipo de cambio nominal, los productores no esperan rentabilidad en esta campaña, debido a que no se redujeron los costos de implantación y protección del cultivo y, en muchos casos, los alquileres pagados tomaron en cuenta precios del cultivo (o de soja) muy superiores a los hoy vigentes en los mercados de futuro.
El sector fue castigado hace un año por una suba de retenciones que llevó la vigente para la semilla de girasol a 32%, una alícuota cuya “razonabilidad” podría estar vinculada a un precio de U$S 1400 para el aceite en Rotterdam, valor que, desde entonces, ha descendido 41%. Dicho de otra manera, era 70% superior al observado en la actualidad, y la carga fiscal no se ha reducido.
Actualmente, a raíz del ingreso a nuestros principales mercados de destino, de la cosecha record del Hemisferio Norte y de la necesidad de los productores rusos y europeos de hacerse de liquidez en el marco recesivo, a nivel local hay escaso entusiasmo en el mercado disponible de semilla. La exportación está ofreciendo, sobre Rosario y San Martín, $600 por tonelada, y $580 en Necochea y Bahía Blanca. En estas dos plazas, con entrega y pago en el mes de marzo, se ofrecen U$S 170. Los valores en el Término son de U$S 185 para el disponible y una mejora hasta U$S 207 (futuro a marzo de 2009), con caídas del 55 y del 41% anual, respectivamente, mucho más importantes que las observadas en trigo (42 y 32%); maíz (22 y 19%) y soja (14 y 16%).
Analizando los precios FOB índice publicados por la Secretaría de Agricultura de la Nación, los valores son para el aceite de girasol de U$S 715 la tonelada, mientras que el pellet se mantiene estable en U$S 80 (caídas anuales de 44 y 51%, también muy superiores a productos competitivos, por ejemplo, aceite y pellet de soja, cuyas mermas son del 34 y 10%, respectivamente).

El girasol en el mercado internacional

Recién comienzan a ser revisadas a la baja las estimaciones disponibles de consumo de girasol y derivados. Aún así, puede decirse que se mantendrá cierta estrechez de stocks a nivel mundial. Resta conocer el grado de sustituibilidad que registrarán los mercados, no sólo entre aceites de calidad, sino también entre éstos y los de menor precio, que podrían ser menos demandado, debido a la recesión.
El aceite de girasol vale, en Rotterdam, U$S/t 825 y se espera un valor para enero-marzo de  U$S/t 795. Todavía no se ha visto si éste es un piso de precio, como aparentemente podría presumirse que ocurre para los granos en Chicago. Sufre un descuento del 13,6% con respecto al aceite de canola (hace exactamente un año, gozaba de una prima del 10%). Con respecto al de soja, percibe una prima de 2,6% (23,1% hace un año). Debe recordarse que, a raíz de la magra cosecha 2006-2007, en el Hemisferio Norte el aceite de girasol había alcanzado, burbuja mediante, valores insólitos. Por esta misma razón, la baja anual del 41% supera a las caídas del 25%, para aceite de canola y del 29,5%, para aceite de soja.

Economía global y commodities

Pasaron diez semanas desde la explosión de la crisis financiera en los Estados Unidos. A veinte días de haber triunfado, el Presidente electo, Barack Obama, comunicó su equipo económico y la decisión de llevar adelante un “plan keynesiano” (infraestructura, caminos, educación, etc.) para crear 2,5 millones de nuevos puestos de trabajo en dos años.
El pasado lunes tomó estado público el nuevo modelo de intervención ejemplificado por el rescate al CITIGROUP, por el cual se aíslan los activos tóxicos del banco y éstos reciben garantía estatal. A la vez, se conoció la discrepancia entre los gobiernos de Alemania y Francia con respecto a incrementar el monto de recursos destinados al salvataje de la economía de la Unión Europea, y se supo que los mencionados países no acompañarían la rebaja del IVA instrumentada por el Premier británico Gordon Brown.
Crece la sensación de que Obama se involucra en la solución de la crisis económica, al haber anunciado que su prioridad será esa y no las cuestiones geopolíticas. Por ende, la transición de setenta y siete días, en términos de decisiones, visiblemente se ha acortado. No obstante, no puede hablarse de co-gobierno con el actual Presidente, dada la discrepancia entre ambos en relación al tratamiento del sector automotriz.
En este marco político, que ha cambiado apreciablemente en pocos días, crece la sensación de que se ha alcanzado un piso (no exento de volatilidad, por lo menos hasta el 20 de Enero), para la virulenta caída en los valores de prácticamente todas las commodities, empezando por el precio del barril de petróleo, que perforó los U$S 50, luego de haber alcanzado un récord de U$S 147.
Obviamente, hay un cambio de humor, ya que existe una conducción de la crisis, que tiene nombres y apellidos, con trayectorias probadas y vasta experiencia. Todo parece indicar que tras el acierto inicial, atribuible al Premier británico (que optó por una masiva intervención bancaria, con fondos públicos, antes de la elección de Obama) y con el actual giro (rescate del CITIGROUP), no sólo se ha evitado una depresión, sino que hay cambios serios en las expectativas, aunque esto no implica que se vaya a evitar la recesión en los países desarrollados, que la mayor parte de los analistas considera durará, por lo menos, todo el año 2009.
 



Volver

Newsletter

Suscribase al E-News de ASAGIR para recibir informacion periodica.

AGENDA

Proximos Eventos Ver Agenda Completa

29/08/2019

Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Reunión de Consejo Directivo
26/09/2019

Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Reunión de Consejo Directivo
31/10/2019

Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Reunión de Consejo Directivo
28/11/2019

Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Reunión de Consejo Directivo