El girasol, con buen horizonte para recuperar su lugar en las rotaciones
Click para ampliar
El USDA estima para este ciclo un aumento del 20% den la producción de girasol, alcanzando las 4 millones de toneladas

El girasol, con buen horizonte para recuperar su lugar en las rotaciones

El cultivo venía de capa caída pero este año se proyecta un aumento en la superficie por los buenos precios. Además, en el mercado mundial de aceites hay señales positivas para que la Argentina vuelva a ser un jugador importante.

 

 
 
 
El USDA estima para este ciclo un aumento del 20% den la producción de girasol, alcanzando las 4 millones de toneladas.

 

El girasol fue sin dudas el principal cultivo afectado por el boom de la soja que se extendió por todos los lotes de la pampa húmeda. En este ciclo la producción mermó a 3,4 millones de toneladas, un 13%, mientraspor que el área disminuyó un16%, datos que están muy lejos de lo que fue la campaña 2007/08 cuando en el país se produjeron más de 4,5 millones de toneladas en 2,5 millones de hectáreas.

Sin embargo, para este ciclo agrícola las perspectivas son favorables en que vuelva a crecer la superficie motivados por los buenos precios del aceite de girasol.

La situación del girasol es positiva”, dio el puntapié inicial Juan Martín Salas, presidente de la Asociación Argentina de Girasol (Asagir).

En este sentido, remarcó que próximamente empieza la siembra de la oleaginosa en el noreste del país, una de las principales zonas productoras girasolera, y las primeras sensaciones es que habría un aumento en la superficie.

Vemos con una voluntad creciente por parte de los productores de sembrar y las venta de semillas de las empresas asociadas a Asagir lo confirman”, dijo.

Esta posible suba del área de girasol se explica por el aumento del precio del aceite de girasol, más las bonificaciones y la reducción de las retenciones al 5%, que hicieron al cultivo más competitivo. “En el zona sur están ofreciendo precios sostenidos y en relación a otros cultivos, el girasol es competitivo en el área girasolera”, sostuvo Salas.

Hoy, en Rosario cotiza a 250 dólares por tonelada y 235 dólares para la posición diciembre a febrero en el mercado de futuro. Y la bonificación por el aceite suele ser un 10 a 12%.

Juan Martín Salas Oyarzún, presidente de Asagir.

 

Hay que agregarle que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) estimó que para esta campaña la Argentina cosechará 4 millones de toneladas de grano de girasol, un 20% más que el año pasado, por lo que ara que se alcance esta cifra se necesitarían 2 millones de hectáreas.

“Mi estimación es que vamos a recuperar en 5 años al cultivo de girasol, volviendo a las 2,5 millones de hectáreas que se sembraron en 2007 y a superar las 5 millones de toneladas del girasol”, proyectó Jorge Ingaramo, economista y asesor económico de Asagir, dando números que entusiasaman al productor girasolero.

La formación del precio del girasol dependen en gran medida de la exportación del aceite porque el girasol tiene 45% de aceite contra los 18% que tiene la soja.

La Argentina comercializa principalmente aceites a nivel mundial (se exporta muy poco como semilla).Fundamentalmente a graneles (crudos), que se embarcan a India, China, sudeste asiático y Medio Oriente. Y en menor medida, los refinados, que son envasados y embotellados en origen, destinados a América Latina que se ingresa con preferencias arancelaria por los acuerdos de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) y el Mercosur.

El aceite de girasol refinado se destina a los mercados latinoamericanos

 

“Todo el mundo protege a la importación de aceite refinado para favorecer a su industria local. Se estuvo trabajando mucho en intentar penetrar en estos mercados. Hace 10 años el mercado mundial eran 4,5 millones y hoy es arriba de 11 millones de toneladas. Hay una gran demanda pero poner penetrar estos mercados se necesita promocionar los productos y nosotros tuvimos en una época 32% de retenciones”, recordo el economista.

En este sentido, Argentina exportó 935 millones de dólares (Valor FOB) en 2019 de los cuales el 60% correspondió a aceite crudo.

Según el economista, la cotización del aceite de Rotterdam (base de referencia) está en un momento especial porque todavía no ingresó la cosecha de hemisferio norte, que está en curso,con 805 dólares por tonelada, 5% más alto a la misma altura del año pasado. “Hay perspectivas de precios muy buenos”, adelantó.

De todas maneras, alertó que va a modificarse ese valor cuando ingrese la cosecha de Ucrania, que es el 55% del mercado mundia,l y Rusia, que representa el 27% . “Dependemos de cómo le vaya en la cosecha a estos dos países para ver los precios parecidos o no a los del año pasado”, explicó.

En lo que viene hacia adelante, hay algunos indicios que hacen entusiasmar a la cadena girasolera argentina.

Jorge Ingaramo, asesor económico de Asagir

 

Desde hace una década que viene creciendo el consumo de aceite de girasol a nivel mundial un 5,5% por año, un valor inédito, según Ingaramo, y también las exportaciones totales se han incrementado un 10%.

“Esto no se ha registrado en ningún mercado alimentario. Estamos por encima del crecimiento poblacional. A medida que crecieron los ingresos de la clase alta y media en China,India y los países de Medio Oriente, ellos optaron por el aceite de girasol”, explicó Ingaramo.

Para el referente del cultivo, Ucrania no puede seguir creciendo en producción porque ya llegó a ocupar el 33% de la superficie con girasol de las 22 millones de hectáreas que implanta. Y en rinde tampoco puede subir porque está llegado a su techo, agregó. Además, comentó que los productores comenzaron a sembrar semillas de soja y maíz transgenicas que los hace competitivos. “Por lo que ese espacio a ocupar que se generaría ante el parate que puede llegar a tener el crecimiento de Ucrania puede ser aprovechado por otros países, y Argentina puede ser uno de ellos. Se requiere al menos un millón de hectáreas/año en el mundo para poder abastecer es demanda creciente de aceite”, informó.

De todas maneras, Ingaramo deslizó los inconvenientes que tiene la Argentina. “La industria argentina compite con costo/flete contra la industria ucraniana, que tiene diez preferencias arancelarias contra solamente dos que tiene la local", indicó.

Además, sostuvo que Argentina no puede ingresar a la Unión Europea (principal mercado) como sí lo hace Ucrania. “Cuando hay que abastecer de mayor poder adquisitivo, que entra con Rotterdam, obviamente la Argentina no tiene nada que hacer. No tenemos cómo competir porque nos ponen limitaciones de tolerancia insecticidas que es muy complicado de cumplir”, detalló.

Sin embargo, aclaró que esta restricción no aplicó cuando el bloque europeo necesitó aceite alto oleico, como sucedió el año pasado, tras el fracaso de las cosechas en Francia y Rumanía. “Como lo necesitaban, compraron todo lo que pudieron, lo que marcó un gran negocio para el girasol alto oleico argentino”, cerró. 

 

 

Fuente: Clarin Rural

Link: https://www.clarin.com/rural/girasol-buen-horizonte-recuperar-lugar-rotaciones_0_YgRiu26si.html

 



Volver

Newsletter

Suscribase al E-News de ASAGIR para recibir informacion periodica.

AGENDA

Proximos Eventos Ver Agenda Completa

18/08/2020

VIA STREAMING - PAGINA WEB DE ASAGIR -

JORNADAS DE ACTUALIZACION TECNICA DEL GIRASOL ZONA SUR